Publicado el

Jamón de Extremadura

La Dehesa de Extremadura es un ecosistema único para la cría del cerdo ibérico. El clima y las características de las provincias de Cáceres y Badajoz son envidiables para las explotaciones del cerdo ibérico, tanto que muchos consideran Extremadura como “el paraíso del cerdo ibérico”. Toda la Comunidad Autónoma está repleta de dehesas en las que los cerdos pueden pastar y alimentarse en un ambiente único, cerca de un millón de hectáreas dedicadas a la cría y alimentación del cerdo ibérico.

Los campos de Extremadura están poblados de encinas, robles y olivos y poseen una rica flora compuesta de jara, romero y hierbas silvestres como el tomillo que contribuye a la buena alimentación del cerdo ibérico de bellota. Esta alimentación rica y equilibrada hace que el jamón obtenga las propiedades organolépticas tan características del jamón ibérico de bellota.

LAS PRINCIPALES ZONAS PRODUCTORAS DE JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA DE EXTREMADURA

  • Badajoz
  • Ibor
  • Villuecas
  • Sur de Gredos
  • La sierra de Montánchez
  • La sierra de San Pedro

El cerdo del que se fabrica el jamón de bellota se alimenta principalmente de este fruto, pero no es su única alimentación. Los cerdos completan su dieta con la hierba de los pastos, las gramíneas e incluso las legumbres silvestres. Dependiendo del peso de los cerdos el consumo varía, aunque de media un cerdo toma entre 6 y 10 kilogramos de alimento al día, de los cuales 3 kilogramos son de hierba.

La producción y elaboración de las piezas en Extremadura se realiza de manera tradicional en las bodegas siguiendo la sabiduría de los Maestros Jamoneros.

LAS CUATRO FASES DE LA PRODUCCIÓN DEL JAMÓN

  • Salazón
  • Asentamiento
  • Secado
  • Envejecimiento 

Están vigiladas por un estricto control de calidad. Este control de calidad se encarga de vigilar el tipo de alimentación que reciben los cerdos y se asegura de que las piezas tienen un tiempo mínimo de maduración, que se trata de 20 meses para jamones y 12 meses en el caso de las paletas.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Dehesa de Extremadura comenzó a funcionar en 1990 y su prestigio se vio aumentado al recibir en 1996 la calificación por parte de la Unión Europea de Denominación de Origen Protegida. Los productos de la D.O. Dehesa de Extremadura se clasifican en función de la raza y la alimentación del cerdo. De este modo se pueden encontrar cerdos 100% ibéricos o cerdos ibéricos, que son aquellos animales cruzados pero que poseen al menos un 75% de raza ibérica. Atendiendo a criterios de alimentación los productos derivados de los jamones de la Dehesa de Extremadura pueden ser de bellota, cuando los animales se han alimentado en libertad de bellotas y hierbas, o pueden ser de cebo de campo, cuando los cerdos se han alimentado en libertad de pasto y además con un complemento alimenticio en forma de pienso.

Una vez que tenemos el jamón en casa no necesita un cuidado muy especial, aunque es recomendable que se guarde en un lugar seco con una temperatura de entre 10 y 15 grados centígrados. El sabor del Jamón de Bellota de Extremadura es equilibrado en sal y con una potencia en boca muy suntuosa. Se caracteriza por su grasa infiltrada que otorga una textura especial. Para poder apreciar este inconfundible sabor la mejor opción es comerlo solo o acompañado con un poco de pan. En cuanto a la bebida, los vinos tintos y los blancos secos son el mejor acompañamiento para el jamón ibérico de Bellota de Extremadura. Algunos expertos aseguran que el fino y la manzanilla son los mejores compañeros de este jamón gracias a su ligero toque .

MARCAS DE LOS MEJORES JAMONES DE EXTREMADURA

  • Matarrevalva
  • Jamones ibéricos del Brillante
  • Jamones dehesa de Extremadura
  • Jamones motánchez
  • Monte roble
  • Joselito
  • Joselito Gran Reserva
  • Jamones la Jurre

MEJORES JAMONES DE EXTREMADURA

A continuación os ofrecemos un pequeño listado de los mejores jamones de Extremadura según nuestro paladar y experiencia. Hemos realizado una selección de jamones con la denominación de origen Dehesa de Extremadura:

Ibéricos Maldonado

Los orígenes de Ibéricos Maldonado se remontan a la segunda mitad del siglo XIX. Manuel Maldonado es el actual responsable de la marca, heredero de la sabiduría de este oficio ancestral.

La calidad de Ibéricos Maldonado ha sido reconocida con varios reconocimientos como los Great Taste Gold en 2010.

La fábrica de Ibéricos Maldonado está localizada en la localidad extremeña de Alburquerque.

Señorío de Montanera

En sus instalaciones de Badajoz trabajan más de 90 personas que cuidan y aman tanto el cerdo ibérico como la Dehesa.

Cárnicos El Bellotero

La marca Cárnicas el Bellotero tiene ganaderías propias en Jerez de los Caballeros, Badajoz dispone de 2.840 hectáreas de encina y alcornoque donde se crían mediante ganadería extensiva los cerdos destinados a elaborar sus diferentes ibéricos como el jamón de Extremadura.

El Coto de Galán

Se trata de una empresa ganadera, fabricante y distribuidora de sus propios productos. Sus cerdos ibéricos viven en la libertad de la dehesa extremeña alimentados con abundante bellota.

Dehesa Barón de Ley

Se trata de una de las marcas de jamón extremeño más reciente pues se fundó en 2004 después de una larga e inteligente planificación, Barón de Ley cuenta con unas espectaculares instalaciones de 7.000 m2 en pleno Valle de Ambroz, Cáceres.

Son especialistas en jamones ibéricos paletillas y el resto de embutidos.

Martín Sánchez

Masan fue creada en el año 1.986.

BENEFICIO DEL JAMÓN IBÉRICO DE EXTREMADURA

Los jamones de Extremadura suelen ser considerados como perjudiciales para enfermos con patologías cardiovasculares.

Estudios han demostrado que una ingesta moderada de unos 50g por día puede aportar alta cantidad de proteínas de buena calidad, vitaminas liposolubles y minerales. Adicionalmente contiene ácidos grasos monoinsaturados (este ácido oleico es el principal componente del aceite de oliva). Y por si esto fuese poco, tiene alta riqueza de polifenoles que son unos grandiosos antioxidantes.

1. Optimiza las funciones cardiovasculares

Las propiedades características del jamón de Extremadura aportan excelentes beneficios en las funciones cardiovasculares. Se ha demostrado que la ingesta de jamón se disminuye la presión arterial. ¿El motivo? El jamón presenta grandes cantidades de ácido oleico que ayuda a aumentar el colesterol bueno y a controlar la presencia del malo. Entre el jamón de cebo y el de bellota, el segundo se impone al poseer mayor cantidad de antioxidantes y antiinflamatorios vasculares. Y a diferencia de los que muchos piensan, estudios demuestran que no se evidencia un amento de peso o de grasa corporal. Los triglicéridos tampoco son afectados por la ingesta de jamón ibérico.

2. Aporte de hierro excepcional

Estudios de la Universidad de Granada y el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico demuestran que el consumo de jamón aporta hasta un 45% de las necesidades de hierro diarias para el caso de los hombres. En el caso de las mujeres llegan a aportar hasta el 23% debido a que ellas tienen un metabolismo diferenciado. Hay que recordar que el hierro es el mineral responsable de elevar la producción de hemoglobina. Éste es el principal componente de los glóbulos rojos. Adicionalmente favorece la metabolización de diversas enzimas y la formación de proteínas musculares.

3. Nutre al cuerpo con el 25% al 36% de las necesidades diarias de Zinc

Este mineral es vital para el correcto funcionamiento del organismo. En especial porque el cuerpo no es capaz de sintetizarlo. Aproximadamente 300 de las encimas corporales necesitan de este mineral. También está asociado a la división celular y la síntesis de ADN. El jamón de Extremadura es capaz de aportar entre 25% y 35% de las necesidades diarias de zinc. Se recomienda consumir un promedio de 10mg diarios de este mineral. Entre los beneficios de éste se encuentran: mejora de la cicatrización, correcta coagulación sanguínea; producción de testosterona y esperma. Mejora de las funciones cognitivas y fortalecimiento del sistema inmune.

4. Excelente sustituto de la carne roja

Aporta hasta un 43% de proteínas de alto valor.

Es sabido que la carne roja es fuete de proteínas. 100gr de jamón de Extremadura aportan la grandiosa cantidad de 43 gramos de proteínas de alta calidadEsto supera a todas las carnes, la de caballo, buey o cualquier otro animal. Se ha comprobado que se puede sustituir el consumo de carnes rojas por un buen plato de jamón ibérico de bellota. Hay que recordar que las proteínas son vitales para la regeneración de tejidos, órganos, músculos, uñas, pelo y huesos. Aportan energías al organismo; mantienen el correcto funcionamiento de las células. Necesarias para la correcta oxigenación de la sangre. Y hasta mantienen estables los niveles de azúcar en la sangre.

5. Los jamones de Extremadura son los que menos sal contienen

El jamón ibérico es el que menos sal contiene.

De todos los minerales presentes en el jamón, la sal es el único que es considerado negativo. Pero a pesar de esto, el jamón ibérico es el que menos sal contiene. Su rango de entre el 2.5% y 4.5% lo ubican en el escalón más bajo. Posteriormente se ubican el jamón serrano con 5%, el de Bayona con 5.5%, y el Parma con 5.7%. El gran secreto de esta baja dosis de sal se encuentra en la genética del cerdo ibérico. La Organización Mundial de la Salud aconseja consumir un 5gr de sal diario. Con esto se reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Desafortunadamente la sal no puede ser sustituida del jamón. Se ha estudiado y niveles más bajos al 2.5% harían que su textura resultase desagradable y su sabor fuese insípido.

El jamón ibérico representa un manjar lleno de muchas virtudes. No dudes en incluirlo en tu dieta habitual y durante estas navidades disfruta de su inigualable sabor. Comparte un buen jamón y así estarás dando un gusto al paladar al tiempo que favoreces tu salud.